domingo, 25 de octubre de 2009

Instrucciones para visitar un juzgado

Hace días vengo pensando en como escribir un articulo dirigido a las personas que en algún momento tenemos la oportunidad de ir a un juzgado a revisar procesos antes de tener nuestro titulo de abogado, y hago referencia a este punto para decir que en nuestra etapa de estudiantes cuando no tenemos conocimiento de nada todo parece ser un poco mas complejo cuando en realidad lo único que necesitamos son un par de buenos consejos y estaremos listos para ir a “patinar”.

Creo que muchos se habrán dado cuenta que el titulo de este articulo es similar a los de Julio Cortázar en su grandiosa obra “Historias de cronopios y famas”, pues sin querer hacer comparaciones ni ofender su buen nombre, este articulo, es un tributo a él, aplicado en nuestro propio mundo, el de las leyes, un poco dirigido a quienes estamos involucrados en el derecho. Claro también pensé en llamarlo recorrer juzgados para dummies, pero después de ver la ponencia de Mariana Jaramillo en el primer congreso de Blawggers, hace que el uso de esa palabra deba ser mucho mas cuidadoso.

Para adentrarnos pues en el tema abriré paso a explicar como recorrer un juzgado esperando que todo salga bien, pues sucede en repetidas ocasiones que la actitud de los empleados judiciales es poco cordial con las personas del común y mas cuando se dan cuenta de esa cara inconfundible que dice gigantesco “estoy muy perdido y no entiendo”, pues cuando se dan cuenta de ello tratan de volver un poco mas amena su jornada divirtiéndose y uno siendo el juguete. Por lo tanto, y debo admitirlo por que no, por cierto rencor que me han generado algunos funcionarios que han tenido actitudes conmigo poco decorosas, he decidido escribir este articulo para formar un ejercito dispuesto a enfrentárseles. Por supuesto, si las cosas siguen como están en Colombia, tendrán que poner en práctica estos consejos después de Enero, pues estos mismos jovencitos están pensando en prolongar sus vacaciones judiciales, mediante otro paro más. Que vamos a hacer!!

Lo primero es que mire exactamente que tenga en su maleta los papeles necesarios que le han asignado para dirigirse al lugar, revise muy bien que tenga un documento que tenga escrito su nombre y que diga que usted está autorizado para conocer del proceso. Además de eso esté seguro que tiene el número del proceso, pues si llega al juzgado y le preguntan cual es y usted no sabe responder, habrá empezado el recorrido con el pie izquierdo. Para tener claridad sobre el numero del proceso, sepa que es un numero compuesto como de 22 caracteres donde numéricamente se expresa, el tipo de acción interpuesta o tipo de juzgado (eso no lo tengo claro aún), seguido por el numero del juzgado, luego por el año del proceso, seguidamente por el numero de proceso, acompañado de un (00) al final. Despues de revisado esto, está listo para dirigirse al juzgado donde hará uso de todas sus facultades de comunicación social para obtener su objetivo, el cual es muchas veces ver el ultimo documento que está en el archivo.

Cuando llegue al edificio del juzgado pare en la puerta, sin que lo vean respire profundo, saque pecho y trate de borrar esa cara de no saber nada. Apenas entre al edificio vaya despacio, pero no tanto como para que noten que está perdido, sino lo suficiente para detallar todos los letreros que hay ahí en el lugar, no los mire de frente ni siquiera se detenga, nadie lo hace cuando ya saben que dicen, solo trate der ver si dan indicaciones de la ubicación del juzgado. Siga caminando buscando el juzgado, por eso no debe ir muy rápido, pues en su prisa innecesaria puede pasarse, si definitivamente su orientación es muy baja y necesita ayuda busque a un guardia, pues no sabe que podría pasar si le pregunta a una persona distinta. Siga con su cara de conozco esto como la palma de mis manos.

Entre al juzgado una vez lo haya encontrado, prosiga a la habitación. Habrá una barra o estrado y detrás estará una habitación con torres de papeles. Ha llegado! Habrá muchas personas sobre la barra llamando la atención de quienes deben atender, y no se asuste cuando se de cuenta que esas personas que deben estar atendiendo, lo están mirando todos, en un mismo momento a la cara, No se como, pero son como los perros, huelen el miedo. Aun así, siga como si no pasara nada, encontrará unas carpetas que dicen estado, puede buscar su proceso ahí si ya tiene un buen tiempo en vigencia y está quieto, pero lo mas recomendable es que se dirija a una pantalla de computador donde le arrojaran todos los datos que necesita. Acérquese, ahí deberá escribir el numero que tiene el proceso y dele Enter. Cuando haga esto aparecerá una lista de actuaciones, y preste mucha atención a esto, mire la fecha de la ultima actuación y de la ultima ubicación del documento, pues de esto depende que no se la monten en los próximos diez minutos. Si el proceso está al despacho o secretaria, ni siquiera lo intente, no puede verlo, si es así, deje el computador en blanco y salga lo más pronto posible de ahí sin decir nada. Caso contrario, anote o recuerde bien esos datos.

Cuando ya haya hecho ese procedimiento, vuelva a recordar que está en una selva donde se lo van a tragar si se equivoca en algo, entonces llame a alguien que esté al otro lado del estrado, y con mirada segura pídale a la persona que le muestre el proceso de numero de que tenia en el expediente y del año respectivo, y dígale que está en tal u otra ubicación. Cuando se lo pasen, mire bien el expediente que está amarrado con una cuerda; ACUERDESE COMO LO DESAMARRA POR QUE LO TENDRÁ QUE HACER AL FINAL. Pida el expediente saque las hojas que necesita y diga que va a sacar copias, le tendrán que pedir un documento de identidad y el documento de dependencia, luego de esto les entrega el expediente y se lleva las copias (no pregunte cuantos folios puede coger, sólo cójalos) fotocopie, devuelva las hojas en orden al expediente y finalmente pida su documento, no lo olvide, de las gracias y salga de ahí.

Cuando haya salido debe tener muy claro que SI FUNCIONAN LOS ASCENSORES, lo aclaro por que yo lo descubrí como la 5ta vez que visite un juzgado. Si salió en esas condiciones y no mostró síntomas de no tener idea donde estaba, ni de no saber que estaba haciendo, simplemente ha logrado la meta. Lo siguiente es poder volver y repetirlo igual hasta el momento en que sepa como visitar un juzgado.

Así terminan las instrucciones sobre como recorrer un juzgado, y espero les haya gustado!!!

3 comentarios:

  1. Excelente... trata de poner la aplicación de compartir www.addtoany.com ulilizala

    Abrazos

    Gonzalo

    ResponderEliminar
  2. creo que nunca olvidaré el primer juicio que fui a ver!!

    ResponderEliminar